JUAN MAGÁN

Juan Magán

Management

Juan Magán, la estrella internacional de la electrónica latina vive el mejor momento de su carrera.

Madison Square Garden de Nueva York. Estadio Azteca de México. American Airlines Arena de Miami. Estadio Nacional de Lima. Cancha de los San Antonio Spurs en Texas. Son solo algunos de los grandes recintos donde ha actuado Juan Magán (Badalona, 1978). En España, sus canciones arrasan en realities, radiofórmulas y pabellones de deportes, pero su verdadera relevancia la encontramos en su gancho global. No es casualidad que pertenezca al podium de nombres españoles que más suena fuera de nuestras fronteras, según los últimos datos de Spotify. Es el segundo artista español más escuchado en el mundo. Magán ha actuado en casi toda América Latina y también en todas las grandes capitales de Estados Unidos y Canadá. La música electrónica actual no se entiende sin trabajos como “The King Of Dance” (2012) y “The King Is Back (#LatinIBIZAte)” (2015).

Nadie duda de que Magán ha sido un factor clave en la actual pujanza de la música latina. Impulsor de un sonido con poder de seducción internacional, defiende que es importante respetar nuestra herencia musical. Lo que algunos medios meten en el despectivo saco de la “pachanga”, en realidad son sonidos con una larga tradición, capaces de hacer bailar a generaciones, pongamos la bachata, la salsa y el dancehall, entre otros. Incluso el reggaetón, que parecía una moda efímera, no ha parado de mutar y crecer exponencialmente. “Meter todo en “pachanga” es ocultar nuestra riqueza y diversidad sonora”, denuncia. Se ha ganado el respeto del Olimpo del pop internacional, como demuestran sus colaboraciones con Enrique Iglesias, Gente de Zona, Nelly Furtado, Don Omar y Paulina Rubio, Belinda, Manuel Turizo, Cali y el Dandee, Sebastián Yatra, Farruko o Mala Rodríguez entre muchos otros.

Tirando de modestia, niega haber inventado el género electrolatino, para precisar que solo encontró la mezcla justa de ingredientes ya existentes. Más o menos, como la fórmula de la Coca-cola, que se limita a combinar agua, jarabe de glucosa y cafeína. Crear algo sencillo, pero que nunca cansa, es una hazaña al alcance de muy pocos. También tiene importancia la actitud. Magán sabe que la primera obligación del discjockey consiste en entretener. “El DJ debe ser un “mandao”. Yo abarco un terreno delimitado, pero dentro de eso es el discjockey quien debe entrar por el embudo del público, nunca al revés”, afirma. Él ha sabido interpretar como nadie lo que necesitaban las pistas de baile del siglo XXI.

¿Cuál es su secreto? Mezclar potentes ritmos de discoteca con historias de amor que desarman. Se puede sonar cálido y cariñoso sin renunciar a poner a sudar a millones de personas. La mejor prueba son himnos globales como “Tentándome”, “Bailando por ahí”, “Si no te quisiera”, “Mal de amores” y “He llorado (como un niño)”, “Baila Conmigo”, “Le Encanta”, “Déjate Llevar” o “Usted”, entre muchos otros. Su nuevo éxito se titula “#idiota”, que muy pronto sonará en clubes de medio mundo. “Muchos todavía no entienden que hacer una canción comercial es mucho más difícil que hacer una que no lo sea. Componer algo que llegue a un público amplio y heterogéneo es complicado”, confiesa. Por eso tiene mérito dominar esa receta, al derecho y al revés.

Magán no es solo un artista, sino un catalizador que apoya nuevos talentos, tanto en colaboraciones musicales como en su sello discográfico, We Love Asere. “Soy una persona que necesita compartir. La vida es mejor si la vives con los demás. Intento escuchar a cualquier artista pujante que me lo pide y ayudarle a llegar donde pueda”, afirma. Entre otros proyectos, lleva ya temporadas cambiando el sonido de Ibiza, aunque se muestra seguro de que lo mejor está por llegar. “La música latina ya suena a todas horas en parkings, piscinas y playas de la isla. La explicación es muy sencilla: nadie puede escuchar techno veinticuatro horas seguidas”, explica.
¿Alguien sigue dudando de que Juan Magán es un clásico de la música de nuestro tiempo?

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.